LA ESCRITURA EMPIEZA ANTES QUE EL COLEGIO

A PARTIR DE LOS DOS AÑOS Y MEDIO,

los niños empiezan la primera etapa del desarrollo de la escritura. A menudo, esto se refleja en unas líneas arqueadas y en movimientos circulares sobre la página. Los niños más pequeños suelen necesitar superficies más grandes y utilizan todo el brazo, en lugar de usar solo la mano y la muñeca. A esta edad, las habilidades motrices genéricas de la mano están más desarrolladas que la motricidad fina.

 

 

ENTRE LOS TRES Y LOS CUATRO AÑOS,

los niños empiezan a dibujar formas, como círculos y cuadrados. Esta habilidad se desarrolla en la escuela infantil, donde comienzan a dibujar líneas rectas, curvas y puntos con un dedo...Este es el primer paso en su camino hacia la escritura. El profesor los ayudará a adoptar una postura correcta: les indicará cuál es la mejor forma de sentarse en la silla, de cara a la mesa y con el cuerpo en el ángulo adecuado, con los brazos y piernas en una posición cómoda.
A los tres años y medio, desarrollan la habilidad de flexionar- extender y la capacidad de crear olas moviendo las muñecas. A medida que esta habilidad se desarrolla, el aprendizaje preescolar se va centrando cada vez más en el trabajo sobre el escritorio, en el que se fomentan las actividades que implican el uso de manos, muñecas y dedos, como dibujos y pinturas, y para el que se usan cuadernos más pequeños. Entre los cuatro y cinco años, los niños aprenden las mayúsculas. Su profesor les enseñará a desarrollar movimientos motores con el armo, el puño y la mano, para que los niños empiecen a hacer formas más precisas y a formar letras y números.

A partir de los cincos años, los niños pasarán a escribir en cursiva, a unir las letras y las palabras. Es el principio de su estilo de escritura. A los siete años de edad, los niños seguirán perfeccionando su escritura tanto en cuanto al estilo como a la precisión.

La herramienta de escritura es esencial en este proceso de aprendizaje. Los niños, que empezaron con un lápiz de grafito, pasan a experimentar con bolígrafos y exploran las posibilidades adicionales que ofrecen las herramientas de escritura.

 

Texto revisado por David Boisdevesys, diseñador de producto en BIC y especialista en ergonomía, y Philippe Kostka, especialista en psicomotricidad.